sábado, noviembre 15, 2008

Hey, por aca!


Un pequeño mapita a la Gobernación del Tolima a ver si por fin saben por donde es que esta nuestro pueblo y en verdad nos pavimentan los simples 26km (aprox) entre Cunday - Villarrica. No les parece que ya basta de excusas, "contentillos" o pedazitos ?

martes, septiembre 09, 2008

Telefonos Importantes

Muy seguido recibimos correos electrónicos que nos dejan ver la necesidad que tienen muchos por números de teléfono importantes de Villarrica. Sobre todos los que se encuentran lejos y necesitan algún documento urgente o alguna consulta.

De seguro si empezamos con una pequeña lista nos va ser muy útil a todos. Iniciamos con algunos, si saben de otros como los del hospital o colegios, que también sean importantes déjalos en los comentarios, mándalo a mivillarrica@gmail.com, o déjalo en Facebook
  1. Alcaldía 247.5070 - 247.5074
  2. Ancianato 247.5541
  3. Base Ejercito 247.5387
  4. Institución Educativa Francisco Pineda López 247.5005
  5. Cootransgirardot 247.5075
  6. Coontransfusa 247.5092
  7. Hospital La Milagrosa 247.5318 - 247.5082
  8. Parroquia 247.5072
  9. Estación Policía 247.5468
  10. Registraduria 247.5095
  11. San Vicente 247.5092
  12. Tel Satelital (Panadería Yancy) 038.522.8102
Para marcar desde fuera de Colombia es 011 + 57 + 8 + numero.

*Actualización: Hospital La Milagrosa
*Actualización 2: Institucion Educativa Franciso Pineda Lopez

domingo, septiembre 07, 2008

Panoramica Plaza de Toros

Villarrica Plaza de Toros
Hemos logrado unir tres imágenes compartidas por Don David para formar esta panorámica y compartirla con ustedes. Tal vez demore un poco para cargar por el tamaño. Don David mandenos mas! ;)

viernes, septiembre 05, 2008

El extraño viaje de Tom Sawyer

Con el animo de compartir unas cuantas mas imágenes y una pequeña nota de un asistente a las Fiestas y Ferias del Retorno del mes de Agosto hacemos esta actualización. Que apropósito fueron unas de las mas exitosas. Gracias una vez mas a Don David por compartir con nosotros gran parte de sus imágenes.
Tom Sawyer, personaje emblemático de la literatura Norteamericana se instaló para siempre en el hermoso municipio de Villarrica, puerta del sol del oriente del Tolima. Villarrica, un millón de posibilidades, con este lema se aprecia el futuro inmediato que posee tan magno lugar, sus cultivos de café, de banano – bocadillo – extraño nombre para designar una de las frutas más extraordinarias de nuestro país, y el ahora naciente mercado ganadero hacen de esta población olvidada en el fin del mundo un atractivo turístico como solamente se puede encontrar en el mapa geográfico de un departamento ciento por ciento pacífico, donde los gobernantes no olvidan el compromiso colectivo que Dios y la patria les ha impuesto.

Tom Sawyer, así me sentí durante las ferias y fiestas del retorno organizadas en el mes de agosto en tan maravilloso lugar, empotrado en las montañas de Colombia, surcado por ríos y riachuelos. Sus calles tranquilas por donde corrí, su arquitectura detenida en el tiempo y la calidez de sus pobladores me recordaron los cuentos infantiles que leí por primera vez; y fui feliz imaginando los laberintos del fauno, los duendes con sus monedas de oro y a Blanca Nieves con su corte de enanos enamorados.

Tom Sawyer, así me sentí, mucho más cuando mis pertenencias cabían en una mochila: Dos pantalones azules – blue jeans –tres camisas con margas cortas, tres pares de medias, tres calzoncillos, comprados en los almacenes "Only" – por aquello de la escasez, ustedes entienden cuanto gana un poeta, aprendiz de brujo blanco y escritor- una cuchilla de afeitar – las burbujas de amor no pertenecían a Juan Luís, si no al jabón de olor. Un desodorante, marca Brut, una colonia, marca Exus, para oler a varón, o mejor, a farmacia como decía una antigua amante de un lord inglés que alguna vez conocí, una pluma, marca Parker, extraviada. Y si mal no recuerdo llevé un libro de Immanuel Kant, Fundamentaciòn de la metafísica de las costumbres que jamás leì, no me alcanzó el tiempo, el cual distribuí entre la organización y preparación de la reina que representó al casco urbano y el licor.



Asì, como Tom Sawyer viví las ferias y fiestas del retorno, la música imparable, los grupos inspiradores, como los mariachis que emulaban a Vicente Fernàndez o tal vez a Javier Solìs, con acento mexicano a lo mero macho y sus trajes blancos e impecables que traían a la memoria un recuerdo, las doce palomas de la paz. La fiesta del campesino se amenizó con un grupo de música carranguera que al parecer tenìa vínculos, no con un cartel, si no con el jefe mayor, pero no del secretariado, si no con Jorge Velosa, el patrón, músico y conocedor del género, inventado en Boyacà y que se extendió, llegando incluso al fin del mundo, la Patagonia.

Lo mejor, las mujeres villarricenses, nobles, hermosas, con una sonrisa pìcara que recuerda a Julia Roberts y su sonrisa de millón, hablando del millón, me impresionó la cantidad de veces que se repitió la misma canción, Un Millón de Primaveras, cantada por Vicente Fernández, aun retumba su sonido en mis oídos – aunque solo tengo uno, el otro lo perdí en un combate cuerpo a cuerpo en Saigón. Volviendo a la canción quiero decir a través de este medio, que la envíe por Internet a una mujer de la cual me enamoré y le prometí que sólo tenìa unos cuantos siglos para adorarle. ¡Tù sabes que sucedió¡

Ahora, paso a lo importante, lo urgente vendrá después. Katherine Marcela Herrera fuiste mi diosa coronada, como lo reza una canción de Leandro Dìaz y el epígrafe del Amor en los tiempos del còlera, tal vez el mejor libro de Gabriel García Màrquez, fuiste mi Lolita, la de Nabokob, con tu boca roja, tus labios sabor a miel, tu rostro, el más hermoso del certamen, y esa cabellera que quisiera tener ahora para viajar a las estrellas y perderme en el espacio sideral. Tu carroza, la nuestra, la de todos, la que horas antes de iniciar el desfile se cayó, que amargura ese grano de café, y las letras doradas rodando por Villarrica y sus calles empedradas, los letreros en las casas de hicopor y tu chaperona soportando la angustia, la critica y el calor. Cuanto te desee, cuanto te soñé, como un viejo verde con pensamientos obscenos en semana santa y navidad. No importa, no ganaste, tienes mucho que aprender, sin embargo, fuiste mi diosa de mar.

Ay, Ofir Chisco Lòpez, que hermosa eres, te ganaste la corona y el cariño del publico que jamás dudó y nunca dejó de aplaudir, tu que fuiste la reina coronada y soportaste el embeleco de un pueblo rendido a tus pies, tu que por un momento pensaste que el susodicho que escribe estas líneas era tu juez y señor, tu que dijiste que tu nombre era bíblico y que el origen de tu apellido lo desconocías, tu que te emocionaste al contar que vives en Bogotà y que estudias para ser CSI y que el mundo es una extensión del país de nunca jamás.

Ay, Ofir Chisco lòpez, que cerca estás, como el cielo de Berlìn y sus ángeles perdidos, la muralla China y Mao Tse Tung, Alicia en el país de las maravillas, como garota en el carnaval. Ay Ofir, fuiste, eres y serás.




Las ferias y fiestas permitieron el reencuentro con amigos que siempre lo serán. Héctor Manuel Dàvila, educador, ex - rector del santo colegio y amigo personal, un hombre que nació en los montes de Ibagué, que creció escuchando a Leonardo Fabio, Piero y Rafael, su topolino y colonia francesa marcaron el derrotero de toda nuestra generación. Y que tal Armando, con ancestros negros, el hombre que vino como esclavo y que hoy por hoy ganó su libertad, !como cocinas negro!, !como atiendes negro!, como me recuerdas a Buenaventura y su olor, el pescado, el arroz con coco y la salsa, ese ritmo que penetra la piel y que te mueve el cuerpo sin pedir permiso, la salsa, el ser salsoso, Cali Pachanguero y Antonia, Cali negro, y sus negras, eso Armando jamás lo olvidaré, y que tal tu tienda ubicada cerca del polideportivo, sus mesas y sillas siempre mirando la puesta de sol. Armando, lo mejor para volver, Si te quieres divertir sòlo tienes que venir.




Mario Prada, cantautor villarricense, primo hermano de Raùl Santi, y amigo personal, se vistió de gala y manifestó su deseo de triunfar, la realización de los vídeos en los distintos lugares del municipio promocionando su trabajo musical, aquel muchacho que hace diecisiete años me acompañaba a dar serenata a la misma mujer, simulando una canción, demos juntos serenata, tù la guitarra, yo maracas, llevemos juntos serenata.

Alcalde Hernando Trujillo TrujilloFelicitaciones a la administración municipal por la organización, los juegos pirotécnicos – nada que envidiar- y la seguridad democrática tan bien aplicada. Gracias a la chaperona de la reina que representó a la zona urbana, Claudia Patricia Lozano que me alimentó, acompaño y protegió todos los días de mi vida en el valle de la permanencia, eres lo más parecido a la leche materna, a ti William Camilo, mi muy querido hermano menor, nadie como tu disfrutó tanto de las ferias y fiestas, las corridas y las alboradas bañadas por el agua y por el sol, tu sabes y solo tu, cuanto te ama tu hermano mayor. Gracias Doctor, en letras mayúsculas, un caballero a carta cabal, un superhombre de las estrellas, caído del olimpo como un ángel terrenal, Gracias Ròbinson Crusoe, marinero de York.

A las reinas muchas gracias y les pido perdón, le propuse matrimonio a todas y ninguna aceptó, por fortuna para ellas. Simplemente gracias Villarrica porque Tom Sawyer fue de visita y para siempre allí se quedó. A las mujeres que me han estremecido.

Duvàn Carvajal Restrepo.
Poeta, cinèfilo y escritor.

[Algunas Fotos: David Fernandez]

martes, agosto 26, 2008

Historia de Viajeros

Esta es una pequeña contribución de un lector de mivillarrica.com que tuvo la suerte de estar presente en las pasadas fiestas y que al parecer la paso bien. Comparte con nosotros gran parte de su estadía durante estos cuatro días de Ferias y Fiestas del Retorno.
En pleno siglo XXI aun sorprende a ciertos espíritus sensibles el sexismo con el que son tratadas las mujeres, especialmente las candidatas a los reinados.

Las señoritas en cuestión son del agrado del público, si la suerte les acompaña, o blanco de su rechifla y de la crueldad si el destino así lo ha decidido. El primitivismo de los reinados, antigua tradición que prevalece como un lunar desde las culturas griega y romana, exige que las niñas sean bellas olvidando que todos los seres humanos ya lo son por el hecho de estar aquí, tener sentimientos y expresarse. Los reinados y el tirano implacable que es el público exigen que las mujeres sean tratadas como objetos y no como criaturas pensantes.

Katherine Marcela Herrera, candidata de la zona urbana de Villarrica, una muchacha de 18 años, muy bella, era la principal opcionada para alzarse con la corona de las fiestas de la simpatía, sin embargo, paradójicamente, antiguas rencillas de los pobladores impidieron el triunfo, dejando en el ambiente un aroma de incredulidad.

La nueva reina, Ofir Chisco López, candidata de las veredas Camposolo y la Esperanza, tendrá que demostrar con hechos la razón de su elección. Se anota en estas líneas que es una mujer que socializa con la gente, baila bien - me consta, ya que Duvàn Carvajal zapateó con ella toda la noche mientras su señor novio, apretando los puños a lo lejos, observaba controlando su animal interno - Es importante decir que tiene paciencia ante los requerimientos de los pobladores de Villarrica, muchas veces subidos de tono.

La Virreina, Tania Maritza Prada Moreno, candidata por las veredas Isla, Moscú y Bajo Roble, con 16 años, siempre fue mi favorita. Segura, dueña de opiniones firmes, objetiva y crítica frente al actual gobierno - considera que es un crimen que se invierta en fusiles y no en educación para la gente - deslumbra por su feminidad y por el delicioso olor de su piel, un aroma que evoca el sabor de los duraznos o las tardes de agosto cuando el sol resalta luminoso entre las nubes, dando sentido al profundo azul del firmamento.

El señor Norberto Carvajal una vez más demostró su amabilidad y hospitalidad, es un conocedor de la vida y la cultura villarricenses, agudo crítico de las taras de los poderosos, general frustrado que comanda valiéndose de su maravillosa imaginación pelotones de tanques, especialista en señoras y señoritas de todos los calibres y raigambres, fue un auténtico dandy y nunca descuidó su perrero. Ustedes me entienden. Gracias a él la estadía en Villarrica no estuvo signada por la monotonía, su frase favorita con la cual alegró a este viajero fue: "Haga algo huev*n. No sea inútil, no sea flojo. Gánese el almuerzo".

El buen maceta, soñador empedernido, pistolero excelente, soldado de innumerables guerras, notable del pueblo, tuso como una bola de billar, excitó una noche rutinaria signada por el aburrimiento disparando al aire su revólver y haciendo que los bailarines, gamonales, libadores de diversa procedencia y demás concurrencia entre llanto histérico y risotadas nerviosas arrojaran sus humanidades al piso, esperando que el acceso de felicidad del boina verde, lancero de Tolemaida, excombatiente de Vietnam y del Golfo Pérsico, pasara pronto. El incidente ocurrió en su tienda "El Relincho" - propiedad del Señor Evelio Bobadilla - remanso de paz y de cultura.

La fanfarria villarricense donde ricos y pobres, locos y cuerdos, saltarinas y saltarines por igual tomaron y comieron de lo bueno, fue animada por orquestas de calidad, incluso por una agrupación conformada por antiguos integrantes de los Tupamaros. El licor corrió a chorros, similar a un rio de agua viva, similar a un arroyo de Babilonia, Aldemar Rodríguez, imitando a un tarzán tercermundista, dueño de reflejos idóneos menguados por el alcohol, subió a bailar a una mesa y con gracia de acróbata cayó de ella, provocando exclamaciones de dicha y admiración por parte de la murga de Panamá. A este escritor, por motivos que no vienen al caso, le dieron su puñito en la boca, ver información en mi futuro libro de memorias.

Las mujeres lucharon heroicas, valiéndose de sus zapatos, empleando sus lápices labiales como puñales, tironeándose las mechas y llevando a la práctica cientos de trampitas, hacían lo humano y lo divino para obtener autógrafos de Rochi y de los demás miembros de la agrupación.

A grandes rasgos, Villarrica, pueblo cafetero por excelencia, enclavado en las montañas tolimenses como el anillo de una duquesa, dueño de árboles rojizos que parecen arder bajo el sol de la tarde, contrastando con vegetación de diversas tonalidades y que es bendecido por varios arcoíris después de los aguaceros, cintas de seda o zarcillos de luz, fue ampliamente conocido a nivel nacional por ser un foco de la violencia y el hogar de origen de las guerrillas que asolaron los campos, actualmente, las madres comunitarias, los miembros de la alcaldía, la policía y el ejército han devuelto la seguridad a sus calles y veredas, permitiendo que tanto los campesinos como los caballistas transiten por ellas sin el temor a los ataques subversivos ni a las tomas ocurridas a finales de los años noventa del pasado siglo, que ocasionaron destrozos incalculables en sus edificaciones, algunos de ellos sobreviven hasta ahora ya que los habitantes afectados prefirieron invertir en otras necesidades el dinero que el gobierno les entregó para la reconstrucción.

Podemos decir sin temor a equivocarnos que futuros gobiernos locales, capaces de aplicar mejores planes de desarrollo comunitario que erradiquen la violencia derivada de la política y de los partidos, cerrarán el profundo bache cultural que separa a sus habitantes.

Agradezco una vez más a la abnegada señora Rocío Carrillo, ninfa amable que bailó conmigo tres piezas memorables y que intuyó con su agudeza el momento de separarse pocos minutos antes de que me cayera y devolviera los favores sobre los zapatos de Duvàn Carvajal, el otro sufrido cronista que bailó con Osiris - perdón, Ofir - en esa noche gloriosa.

Rocío, gracias por tu amabilidad una vez más. Eres la reina, como un poeta ya lo dijo.

Juan José Villamil Espinosa

Escritor, comunicador y cronista
[Algunas Fotos: David Fernandez]

domingo, agosto 24, 2008

Reinas Populares y Carrozas

Este año la corona de Reina Municipal de Villarrica se la disputaron seis bellas candidatas orgullosamente representando a sus veredas. Todas ellas encantaron al pueblo con su coquetería y belleza e hicieron las ferias y fiestas de este año unos días para recordar. Agradecimientos a Don David Fernandez por su contribución con algunas imágenes.

Esperamos que disfruten la belleza de nuestro pueblo...





Srta. Diviso




Srta. Esperanza Camposolo (Ganadora)




Srta. Isla Moscu B. Roble




Srta. Los Alpes




Srta. Marayal B. Belgica




Srta. Zona Urbana



Srta. Villarrica 2007



[Algunas Fotos: David Fernandez]