martes, agosto 26, 2008

Historia de Viajeros

Esta es una pequeña contribución de un lector de mivillarrica.com que tuvo la suerte de estar presente en las pasadas fiestas y que al parecer la paso bien. Comparte con nosotros gran parte de su estadía durante estos cuatro días de Ferias y Fiestas del Retorno.
En pleno siglo XXI aun sorprende a ciertos espíritus sensibles el sexismo con el que son tratadas las mujeres, especialmente las candidatas a los reinados.

Las señoritas en cuestión son del agrado del público, si la suerte les acompaña, o blanco de su rechifla y de la crueldad si el destino así lo ha decidido. El primitivismo de los reinados, antigua tradición que prevalece como un lunar desde las culturas griega y romana, exige que las niñas sean bellas olvidando que todos los seres humanos ya lo son por el hecho de estar aquí, tener sentimientos y expresarse. Los reinados y el tirano implacable que es el público exigen que las mujeres sean tratadas como objetos y no como criaturas pensantes.

Katherine Marcela Herrera, candidata de la zona urbana de Villarrica, una muchacha de 18 años, muy bella, era la principal opcionada para alzarse con la corona de las fiestas de la simpatía, sin embargo, paradójicamente, antiguas rencillas de los pobladores impidieron el triunfo, dejando en el ambiente un aroma de incredulidad.

La nueva reina, Ofir Chisco López, candidata de las veredas Camposolo y la Esperanza, tendrá que demostrar con hechos la razón de su elección. Se anota en estas líneas que es una mujer que socializa con la gente, baila bien - me consta, ya que Duvàn Carvajal zapateó con ella toda la noche mientras su señor novio, apretando los puños a lo lejos, observaba controlando su animal interno - Es importante decir que tiene paciencia ante los requerimientos de los pobladores de Villarrica, muchas veces subidos de tono.

La Virreina, Tania Maritza Prada Moreno, candidata por las veredas Isla, Moscú y Bajo Roble, con 16 años, siempre fue mi favorita. Segura, dueña de opiniones firmes, objetiva y crítica frente al actual gobierno - considera que es un crimen que se invierta en fusiles y no en educación para la gente - deslumbra por su feminidad y por el delicioso olor de su piel, un aroma que evoca el sabor de los duraznos o las tardes de agosto cuando el sol resalta luminoso entre las nubes, dando sentido al profundo azul del firmamento.

El señor Norberto Carvajal una vez más demostró su amabilidad y hospitalidad, es un conocedor de la vida y la cultura villarricenses, agudo crítico de las taras de los poderosos, general frustrado que comanda valiéndose de su maravillosa imaginación pelotones de tanques, especialista en señoras y señoritas de todos los calibres y raigambres, fue un auténtico dandy y nunca descuidó su perrero. Ustedes me entienden. Gracias a él la estadía en Villarrica no estuvo signada por la monotonía, su frase favorita con la cual alegró a este viajero fue: "Haga algo huev*n. No sea inútil, no sea flojo. Gánese el almuerzo".

El buen maceta, soñador empedernido, pistolero excelente, soldado de innumerables guerras, notable del pueblo, tuso como una bola de billar, excitó una noche rutinaria signada por el aburrimiento disparando al aire su revólver y haciendo que los bailarines, gamonales, libadores de diversa procedencia y demás concurrencia entre llanto histérico y risotadas nerviosas arrojaran sus humanidades al piso, esperando que el acceso de felicidad del boina verde, lancero de Tolemaida, excombatiente de Vietnam y del Golfo Pérsico, pasara pronto. El incidente ocurrió en su tienda "El Relincho" - propiedad del Señor Evelio Bobadilla - remanso de paz y de cultura.

La fanfarria villarricense donde ricos y pobres, locos y cuerdos, saltarinas y saltarines por igual tomaron y comieron de lo bueno, fue animada por orquestas de calidad, incluso por una agrupación conformada por antiguos integrantes de los Tupamaros. El licor corrió a chorros, similar a un rio de agua viva, similar a un arroyo de Babilonia, Aldemar Rodríguez, imitando a un tarzán tercermundista, dueño de reflejos idóneos menguados por el alcohol, subió a bailar a una mesa y con gracia de acróbata cayó de ella, provocando exclamaciones de dicha y admiración por parte de la murga de Panamá. A este escritor, por motivos que no vienen al caso, le dieron su puñito en la boca, ver información en mi futuro libro de memorias.

Las mujeres lucharon heroicas, valiéndose de sus zapatos, empleando sus lápices labiales como puñales, tironeándose las mechas y llevando a la práctica cientos de trampitas, hacían lo humano y lo divino para obtener autógrafos de Rochi y de los demás miembros de la agrupación.

A grandes rasgos, Villarrica, pueblo cafetero por excelencia, enclavado en las montañas tolimenses como el anillo de una duquesa, dueño de árboles rojizos que parecen arder bajo el sol de la tarde, contrastando con vegetación de diversas tonalidades y que es bendecido por varios arcoíris después de los aguaceros, cintas de seda o zarcillos de luz, fue ampliamente conocido a nivel nacional por ser un foco de la violencia y el hogar de origen de las guerrillas que asolaron los campos, actualmente, las madres comunitarias, los miembros de la alcaldía, la policía y el ejército han devuelto la seguridad a sus calles y veredas, permitiendo que tanto los campesinos como los caballistas transiten por ellas sin el temor a los ataques subversivos ni a las tomas ocurridas a finales de los años noventa del pasado siglo, que ocasionaron destrozos incalculables en sus edificaciones, algunos de ellos sobreviven hasta ahora ya que los habitantes afectados prefirieron invertir en otras necesidades el dinero que el gobierno les entregó para la reconstrucción.

Podemos decir sin temor a equivocarnos que futuros gobiernos locales, capaces de aplicar mejores planes de desarrollo comunitario que erradiquen la violencia derivada de la política y de los partidos, cerrarán el profundo bache cultural que separa a sus habitantes.

Agradezco una vez más a la abnegada señora Rocío Carrillo, ninfa amable que bailó conmigo tres piezas memorables y que intuyó con su agudeza el momento de separarse pocos minutos antes de que me cayera y devolviera los favores sobre los zapatos de Duvàn Carvajal, el otro sufrido cronista que bailó con Osiris - perdón, Ofir - en esa noche gloriosa.

Rocío, gracias por tu amabilidad una vez más. Eres la reina, como un poeta ya lo dijo.

Juan José Villamil Espinosa

Escritor, comunicador y cronista
[Algunas Fotos: David Fernandez]

domingo, agosto 24, 2008

Reinas Populares y Carrozas

Este año la corona de Reina Municipal de Villarrica se la disputaron seis bellas candidatas orgullosamente representando a sus veredas. Todas ellas encantaron al pueblo con su coquetería y belleza e hicieron las ferias y fiestas de este año unos días para recordar. Agradecimientos a Don David Fernandez por su contribución con algunas imágenes.

Esperamos que disfruten la belleza de nuestro pueblo...





Srta. Diviso




Srta. Esperanza Camposolo (Ganadora)




Srta. Isla Moscu B. Roble




Srta. Los Alpes




Srta. Marayal B. Belgica




Srta. Zona Urbana



Srta. Villarrica 2007



[Algunas Fotos: David Fernandez]